Homa y otras organizaciones y movimientos exigen la condenación internacional del Estado brasileño

Cuatro años después del colapso de la represa de Samarco, en Mariana, entidades y movimientos presentaron un caso ante la Comisión Interamericana y la Corte de Derechos Humanos (OEA). El objetivo es obtener la condena del Estado brasileño por las violaciones de derechos humanos cometidas a lo largo de la cuenca del río Doce.

Las entidades señalan que el Estado ha fallado sistemáticamente en la inspección y monitoreo de la represa de relaves, así como en la reparación de los afectados y afectadas. La acción busca la condena de Brasil para que lo ocurrido no se repita, aplicando medidas correctivas dirigidas a la población afectada por la ruptura de la represa de Fundão y también al medio ambiente.

Han pasado cuatro años desde el desastre, se han tomado pocas medidas correctivas para remediar los derechos violados de la población que habita la cuenca del río Doce. La ruptura de una nueva represa de residuos de Vale, en Brumadinho, también demuestra claramente que el Estado brasileño ha fallado en sus deberes básicos de inspección y monitoreo.

La iniciativa sin precedentes fue articulada por el Centro de Derechos Humanos y Empresariales (Homa – UFJF), FIAN Brasil, el Grupo de Estudio e Investigación Socioambiental (GEPSA), Justicia Global, el Movimiento de Personas Afectados y Afectadas por Represas (MAB) y el Centro de Derechos humanos en la Universidad Federal de Ouro Preto (UFOP).

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.